20 diciembre 2006

Post-rock

Simon Reynolds bautizó en 1994 como post-rock el sonido de muchas bandas de rock de aquella época que utilizaban los instrumentos clásicos del rock para crear texturas en lugar de hacer riffs o power chords.

El concepto de textura adaptado a la música puede parecer en un principio muy abstracto e indefinido, y realmente es difícil de explicar, sólo se entiende de verdad cuando se oye, cuando se palpa sus relieves y planicies.

El post-rock es música de corte ambiental y envolvente, así crean las texturas, te envuelven y atrapan, te transportan a su universo, y ahí es donde puedes palpar la texturización de sus notas.

Hace poco que me adentré en el universo de este género, y una de las cosas que más me ha llamado la atención es la amplitud de este, ya que el concepto abarca bandas de música muy dispares, así que comentaré las bandas que he oído una a una, pues cada una tiene su estilo.

Primero, voy a agrupar a Mogwai (escoceses) y a God is an astronaut (irlandeses) dada la cercanía de su estilo. A ambos les caracteriza una instrumentalización y un desarrollo más vitalista y variado, te envuelven con bonitas melodías y todo se desarrolla en una perfecta armonía. Casi todas sus canciones desarrollan un crescendo para acabar en un éxtasis. El resultado emocional de esto es que la música te envuelve en un mundo lleno de colores y te va elevando poco a poco hasta que al final, sin darte cuenta, te hallas por encima de la existencia.

Menos ricos instrumentalmente (en lo relativo a variedad) que Mogwai y God is an astronaut son Explosions in the sky (estadounidenses) y Mono (japoneses). Su desarrollo no es tan armonioso, es más duro, aunque más gradual, las canciones son más largas y su proceso de abstracción es más lento pero más seguro. Se caracterizan por su variedad de melodías, cada canción te hace pasar por varias fases, agudiza tus sentidos en distintas direcciones. Dan más importancia a la ambientación con las guitarras que a la ambientación con teclados (como ocurría con los grupos anteriores). El resultado emocional es que cada canción te hace paladear un sin fin de sabores sin que apenas te des cuenta.

Probablemente la máxima expresión del alcance emocional del post-rock la alcancen Godspeed You! Black Emperor (GY!BE). El grupo canadiense lleva su música mucho más allá de una base rítmica, unos acordes o una melodía, sus canciones son cadencia, latir, sentir… sus cortes (además de larguísimos) son desasogantes y agobiantes. Yo les llamo el grupo Anaconda. Primero te envuelven con suavidad (pero con muchísima seguridad) casi sin que te des cuenta, te vas abstrayendo de todo, te alejan de tu alrededor, del mundo, con constantes notas de sintetizadores y pequeñas aportaciones de otros instrumentos, te transportan a su universo. Cuando te tienen bien envuelto, perdido, rodeado, entonces todo cambia, las notas comienzan a asfixiarte, a apretarte, el aire comienza a faltarte y todo empieza a oscurecerse, las guitarras entonan notas oscuras, cortantes, y los violines chirrían, duelen, desesperan. Finalmente, la música acaba engulléndote cuando toda la instrumentalización se precipita, la música comienza a acelerarse, los instrumentos ganan en presencia, todo te aboca a una caída en picado hacia tu propio estómago. Entonces todo acaba, y despiertas, vuelves, con una extraña sensación de mezcla entre asfixia y placer.

Múm es un grupo islandés que esta considerado como un grupo de post-rock, si bien su sonido es igualmente cercano a una música más electrónica indefinible. Cada canción es un crisol de sonidos muy dosificados y de los que casi no se aprecia su presencia, pero el peso de la canción casi siempre esta llevada por dos o tres (cuatro a lo sumo) instrumentos, todo aderezado con la voz de un niño de 5 años (o eso parece). Resulta muy extravagante como escucha, pero las sensaciones son indescriptibles.

Por su parte A silver Mt. Zion se parecen mucho a Explosións in the sky y Mono con la diferencia de que los instrumentos que utiliza, prescindiendo más de las guitarras, de la batería y del bajo (aunque sin olvidarlos, ya que son la base del post-rock) y usando mucho más los violines sobre todo y el piano. Juegan más también con las melodías vocales o con grabaciones vocales habladas.

Por último, los islandeses Sigur Rós, que son personalmente el grupo que más me ha gustado de este género. Su música es rica e imprevisible, la variedad de instrumentos es sorprendente y la texturización máxima. Cada corte es una galaxia contigua al universo que supone cada disco. Lo mejor es que cada uno de sus discos publicados tiene un sello único, no son comparables entre sí, Von es su debut lleno de efectos de sonido, de ruido, de lluvia y tormentas, de mucha ambientalización, Agaetis Byrjun es más intimista, más armonioso, gris por momentos y más liberador por otros, pero siempre evocador y absorvente, ( ) es un disco más constante y envolvente, más posesivo, por último, Takk es un disco más positivo, armonioso y más cercano al estilo de Mogwai y God is an astronaut¸ un disco embaucador. Además de la riqueza y variedad instrumental, también el hecho de que canten en islandés colabora en gran medida a aportar ese halo de magia a su universo.

Espero haberos picado aunque sea un poquillo el gusanillo del post-rock, yo pienso seguir escuchando cosas nuevas y descubriendo nuevos grupos, que me encanta la música texturizada.

Por último, no sé si os habréis fijado, pero es una música aparentemente vetada a los latinos, ya que yo aún no conozco grupos de post-rock, españoles ni franceses, ni italianos, ni griegos ni nada, así que pocos conciertos de post-rock vamos a ver.

Por si a alguien le interesa, estos son los discos en los que me baso (en negrita mis favoritos):

Mogwai – Young team
Mogwai – Happy songs for happy people
Mogwai – Mr. Beast
God is an astronaut – All is violent, all is bright
God is an astronaut – A moment of stillness
Explosions in the sky – The earth is not a cold death place
Explosions in the sky – How strange innocence
Mono – One step more and you die
Godspeed You! Black Emperor – Yanki U.X.O.
Godspeed You! Black Emperor – Live at Sevilla 2003
Múm – Summer make good
A silver Mt. Zion – He has left us alone but shafts of light sometimes grace the corner of our rooms
Sigur Rós – Von
Sigur Rós – Agaetis Byrjun
Sigur Rós – ( )
Sigur Rós – Takk


Y cierro ya (de verdad de la buena) con un video que es un buen ejemplo de lo que es una textura.

Sigur Rós - Svefn-g-englar live at Philadelphia

7 comentarios:

SiL dijo...

Bonico! Ya lo he leído (pa que luego te quejes!) Y la verdad si que me ha picado el gusanillo, pero estoy segura de que GY!BE no me van a gustar, el resto no lo se.
Desde luego, tu descripción no puede ser mejor, creo.

Tendré que ir descubriendo.

Ya te iré contando...

Frozen dijo...

Me alegro de que te haya picado el gusanillo, a tí te aconsejo que te hagas con los discos

God is an astronaut - All is violent, all is bright
Sigur Ros - Takk

que son los más vitalistas y coloridos.

Si te gustan esos, entonces, sigue explorando ^^

Irez dijo...

Poeta, yo también lo he leido todito. Y siento que decir que a mí ese tipo de música no me termina de convencer.Y me da rabia que me pase eso, pero ya iré probando tus recomendaciones, y te ire comentando^^.

Un besote !!

Löla dijo...

Yo soy un poco de Sigur Ros y un poco de manera obligada porque a Alber le encantan y me los planta siempre.
Los demás voy a ver si los escucho, ya te cuento.

Casshern25 dijo...

Jajajaja múm un niño de cinco años jejeje bueno un poco exorcista pero bien.

De acuerdo en todo lo que dices, hay algunos grupos que no conozco pero aqui va otra recomendación, Audrey - Visible forms.

Sobre que no hay grupos de post-rock latinos, es cierto, pero espero que pronto lo haya, por lo menos el de mi colega el renegado. Si quieres saber que hacen... escucha Audrey. ;)

Frozen dijo...

De Audrey ya he oído un disco (hace ya unas semanas) que se llama Mozart de versiones el homónimo. La verdad es que me parece curioso pero no me acaba de llenar, espero que el que me dices tú me guste más.

Juanjo dijo...

www.myspace.com/palabrasquemeborran