27 mayo 2006

Bébeme

—Bébeme, quiero ser alcohol en tus venas.
—No lo necesito. Ya me marean tus ojos y me queman tus labios.
—Y me levanto junto a ti cada mañana.
—Sí, mi dulce resaca… eres la más bella de las drogas.
—Y la más barata.
—Pero la más difícil de conseguir.

2 comentarios:

Casshern25 dijo...

...
- y la única que se va cuando quiere

Löla dijo...

Y la única que te deja más estragos que un simple dolor de cabeza